Noticia en Las Provincias sobre el Sendero Arquitectónico

El medio de comunicación valenciano Las Provincias ha tenido a bien hacerse eco de la visita arquitectónica que tendrá lugar el próximo domingo 26 de mayo en El Vedat diigida por el arquitecto Tomás Roselló, experto en la materia, cuyo contenido reproducimos en su integridad a continuación. La Asociación de Vecinos de El Vedat agradece que se haya prestado atención a esta actividad vecinal y colaborado a su promoción en un medio de tan amplia difusión, a la vez que quiere aclarar que la jornada tiene un carácter más lúdico-festivo que reivindicativo.

Vecinos de Torrent reclaman la protección de chalés históricos

El paso del tiempo ha arrasado construcciones modernistas que formaban parte del patrimonio arquitectónico

17.05.13 – 00:16 – A. DASÍ | TORRENT.
 
Chalet Histórico EL VedatTorrent ya se puede considerar oficialmente un municipio turístico de la Comunitat Valenciana. Su gran patrimonio cultural y la belleza de sus parajes naturales han logrado asentarlo como un destino para los turistas que buscan un remanso de paz cercano a la gran ciudad.

El Vedat ha sido precisamente eso a lo largo de su historia, una zona recreativa de la burguesía valenciana que fue asentándose en el monte a finales del siglo XIX hasta crear una importante colonia. Ahora, con este reconocimiento los vecinos esperan que el ayuntamiento preste una mayor atención a los chalés históricos que sucumben al paso de los años y expolios continuados sin que los propietarios se molesten en su mantenimiento.

Un ejemplo de esta dejadez es el antiguo hospital médico-quirúrgico, que después se transformó en residencia, donde se acumulan los hierbajos y sus paredes muestran un abandono continuado que ajan la historia que entrañan sus paredes.

La asociación de Vecinos del Vedat ha organizado una ruta por este patrimonio arquitectónico integrado por una veintena de chalés que pertenecieron a conocidas familias de la burguesía valenciana como uno de los hijos de Blasco Ibáñez. Estas casas son una muestra del modernismo valenciano y en ellas se aúnan tendencias como el modernismo, eclecticismo y racionalismo.

La intención de los vecinos reside principalmente en revalorizar las características propias de esta barriada y mostrar a los vecinos la riqueza que hay en ella. «De esta forma pasamos una jornada agradable en compañía de la familia y tomamos conciencia del entorno que nos rodea y el patrimonio que tenemos», comentan. A lo largo del recorrido, les acompañará las explicaciones del arquitecto y experto en la materia, Tomás Roselló.

Desde el consistorio, no hay previsto ningún plan para la conservación de este tipo de viviendas que no solamente se ubican en el Vedat. El Alter contaba hasta hace poco con dos construcciones también muy significativas, como el palacete de la familia Giner Cortina y el chalé del francés.

Este último ha acabado por sucumbir a la desidia de los propietarios. La construcción la mandó realizar el naturópata José Castro en 1929, y se vendió en 1940, a partir de entonces se han ido sucediendo los alquileres hasta pasar a manos de una promotora hace unos años. Ahora, su imagen quedará sólo en la memoria colectiva y en algunas fotografías para el recuerdo.

El palacete de Giner Cortina ha corrido mejor suerte. La insistencia de varios colectivos, entre ellos, el Cercle Obert de Benicalap, logró que el ayuntamiento centrara sus esfuerzos en la conservación de esta edificación histórica declarada Bien de Relevancia Local y que obligara a los propietarios a su conservación en 2010. El palacete data de 1918 e incorpora elementos decorativos inspirados en la Alhambra de Granada y azulejos de corte neoárabe.

Torrent ha logrado su reconocimiento como municipio turístico gracias a la importante actividad sociocultural que se desarrolla a lo largo del año con fiestas como los Moros y Cristianos o la Semana Santa, además de sus parajes naturales que son muy frecuentados tanto por los vecinos de la localidad como de municipios cercanos.

La ciudad ha demostrado ser un municipio que por sus atractivos naturales, monumentales, socioculturales, y sobre todo por su riqueza en tradiciones y fiestas, recibe un número significativo de visitantes en relación a la población con la que cuenta actualmente.

Un turismo que anualmente va aumentando gracias a los continuos trabajos de recuperación y mejora que se están impulsando desde el consistorio torrentino, como los que se han llevado a cabo en los arquets de dalt y de baix, un conjunto histórico que está formado por un acueducto de piedra levantado sobre el Barranco de l’Horteta.

También se ha cuidado con especial esmero el edificio más emblemático, la torre, que se ha devuelto a su estado original y que se convertirá en un museo.

Esta entrada fue publicada en Actividad, Cultural, General. Guarda el enlace permanente.