Trabajos de poda en la Avda. San Lorenzo

Poda Avda. San Lorenzo

Poda Avda. San Lorenzo


Febrero es el mes más indicado en nuestras latitudes para proceder a la poda de árboles y arbustos tanto en nuestros jardines como en nuestros bosques, pues el clima frío y seco favorece la retracción de la savia de las plantas, que se encuentran en invierno en una fase de receso vegetativo.

Existe más de una razón para llevar a cabo este trabajo. Sea por motivos de salud o razones ornamentales, la poda correcta da fuerza y vigor a una planta, mejora su floración y desarrollo, y embellece o mantiene su forma. Con la poda se controla el crecimiento de una especie, dándole la estructura y energías necesarias para que sus ramas soporten el peso de flores y frutos. Condiciona el crecimiento de ramas nuevas. Permite el equilibrio del sistema radicular y las ramas de la planta, lo que favorece su nutrición. Favorece la adecuada distribución de las ramas, de modo de garantizar que la luz del sol llegue también al interior de la planta, crezca de manera armónica y florezca mejor. Elimina partes dañadas o enfermas, alargando la vida vegetal en condiciones sanas: es mejor cortar que fumigar.

La temporada de podas se extiende de diciembre a marzo, aunque el momento preciso dependerá del clima de la zona, las consecuencias del frío y, muy importante, el comportamiento de las heladas. Las plantas reaccionan diferente frente al frío: mientras más susceptible sea a las bajas temperaturas, se poda más tarde. Mientras más temprana la helada, más tarde la poda. Si las temperaturas permanecen bajas, conviene postergar la tarea pues el frío afecta los cortes recién hechos: el agua penetra por las zonas podadas, las congela y literalmente las quema y revienta desde dentro.

Es por eso que en nuestro barrio lo más recomendable es realizar las podas desde primeros de febrero a mediados de marzo, o lo que viene a ser lo mismo desde Sant Blai a Fallas, y es por eso que estos días verá El Vedat poblado de “podadores” públicos y privados que consiguen que al llegar la primavera nuestro barrio vuelva a lucir en su esplendor.

Esta entrada fue publicada en General, Medio ambiente. Guarda el enlace permanente.