El Colegio Madre Petra mantiene intacto el despacho de su fundadora

Foto: I. Miñana / AVAN

Foto: I. Miñana / AVAN

El colegio de niños gitanos Madre Petra de El Vedat de Torrent mantiene intacto el despacho de su fundadora, la religiosa Gertrudis Rol, popularmente conocida como “Madre Gertrudis”, de la que mañana, viernes, se cumple el primer aniversario de su fallecimiento.

La religiosa Gertrudis Rol, natural de la ciudad de Málaga, falleció el 7 de agosto de 2014 a los 84 años de edad y tanto los responsables del colegio como los de la Asociación Juan Pablo II Gitanos y Marginados “decidieron mantener intacto, en recuerdo de la madre Gertrudis, su despacho en el colegio, tal y como lo dejó el último día que acudió, en la víspera de su muerte”, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes del colegio del que la “Madre Gertrudis” era directora desde que lo fundó en 1969.

Además, el centro instauró el día 28 de octubre, fecha del nacimiento de la “Madre Gertrudis”, como día de la fundadora para realizar distintos actos en su memoria.

El colegio Madre Petra de Torrent cuenta con más de 200 alumnos, en su mayoría gitanos, procedentes de la ciudad de Valencia y de localidades próximas como Torrent y también otros niños, hijos de inmigrantes, nacidos en Bolivia, Ecuador o Rumanía, entre otros países. El origen del centro se remonta a 1969, cuando la Madre Gertrudis llegó a Torrent, donde “fue recibida a pedradas cuando intentaba enseñar a sumar a unos niños con una improvisada pizarra bajo un olivo”.

Tras pasar varios años impartiendo catequesis y clases de alfabetización a los niños que vivían en las chabolas del barranco de Torrent, “a finales de los 70 trasladó las clases a un chalet alquilado de El Vedat y a unos locales municipales”. Asimismo, en 1981 se fundó la Asociación Juan Pablo II Gitanos y Marginados que está formada por todas las personas que colaboraron, y siguen colaborando, en la puesta en marcha del colegio definitivo, construido en los terrenos de otro chalet cercano.

En el año 1998 el papa Juan Pablo II ayudó, con un donativo personal de 3.000 euros, a las obras de ampliación del colegio y en 2003 remitió un mensaje a los “hijos e hijas del querido pueblo gitano” de Torrent, en el que les agradecía el homenaje que organizaron por los 25 años de su pontificado.

Igualmente, en marzo de 2010 el papa Benedicto XVI envió una carta a los alumnos, diciéndoles que “les siente muy cercanos en el corazón”. Dos años después, el mismopontífice les envió otro mensaje con la bendición apostólica para el centro y un saludo “con afecto a todos los piadosos devotos de Nuestra Señora la Virgen Majarí Calí”, patrona de los gitanos, con ocasión del 25 aniversario de su Coronación.

Además de formar a los alumnos en las etapas de Infantil, Primaria y Secundaria, el centro Madre Petra cuenta con la primera coral de escolares gitanos formada en el mundo. (AVAN)

Esta entrada fue publicada en General, Solidaria. Guarda el enlace permanente.